Día H. La victoria está cerca, pero no tanto como se suponía

LA ACCIÓN HUMANITARIA CONJUNTA, AL DÍA

Avance de las tropas de liberación: Atascados. Comienza a reconocerlo, cada vez en mayor medida, el Pentágono: pese a las indescriptibles escenas de felicidad habidas en Umm Qsar ante la llegada de las Tropas de Liberación con sus McDonald`s humanitarios (apunten las declaraciones de un irakí gritando a las cámaras, en un inglés adquirido en cursos por correspondencia, “Ustedes perderán la guerra, Sadam Husein es Dios”), poco de lo que se nos dijo en un principio ha resultado corresponder a la realidad. Ni el pueblo iraquí ha parecido comprender instantáneamente que todo lo que está haciendo la Coalición Humanitaria es por su bien y que muy a su pesar utilizan la violencia para derrocar al Tirano, ni el Ejército iraquí se rinde como estaba previsto, ni el tan pregonado avance hacia Bagdad es tal. Por lo que se puede leer entre líneas, el supuesto avance “a las puertas de Bagdad” (donde iban a llegar el Lunes) consistió, como una vez más LPD supo ver, en una espectacular carrera de blindados llevada a cabo por las avanzadillas de la Coalición Humanitaria, deseosas de fomentar entre ellos la sana competitividad y entusiasmar a la población iraquí del Desierto con un show de similar factura que las carreras de camiones que tanto éxito tienen en el Medio Oeste estadounidense. Lamentablemente, el Pueblo Iraquí está formado por una caterva de sucios, incultos y harapientos moros, incapaces de apreciar la grandeza de la civilización occidental y sus beneficios, y han reaccionado, por lo visto, como si los de la Coalición Humanitaria fueran invasores que quieren quedarse con el petróleo. ¡Habráse visto! Por el momento, parece que para estrechar el cerco contra Bagdad habrá que esperar a que lleguen refuerzos de las tropas acantonadas en Turquía, matando el tiempo mientras tanto en el valiente cerco de las ciudades iraquíes sureñas.

Armas de destrucción masiva: El “fuego amigo”. Por el momento, el principal causante de bajas en el bando aliado sigue siendo el fuego amigo, o al menos así lo afirman los estrategas militares del Pentágono, que en batallas cruentas como la habida en Nayaf hablan de 1.000 bajas iraquíes pero no reconocen ninguna propia (con lo cual, siendo malpensados, una de dos: o el Pentágono miente, lo cual es imposible si atendemos a su historial informativo en épocas de conflicto, con abundantes ejemplos en esta misma guerra, o lo de Nayaf ha sido un ejercicio de tiro al blanco por parte de las Tropas de Liberación, mediante la artillería y la aviación, todo muy limpio y quirúrgico, como marcando diferencias con lo habitual en Sadam), pero en un desafortunado accidente posterior, el ardor guerrero de una unidad de marines le lleva a atacar a otra unidad de marines, causando 37 heridos de diversa consideración. El Pentágono comienza a sospechar que la táctica iraquí de esperar en las ciudades tiene por objeto encerrarse en ellas y ver quién sufre más bajas, si ellos por hambre, sed y bombardeos humanitarios o la Coalición por fuego amigo instigado por la indescriptible maldad de Sadam.

Las sucias argucias del Tirano: ¡Sadam es innoble!: La verdad es que si con Hitler y Stalin habíamos creído llegar a los confines de la oscuridad del alma humana, habrá que concluir que nos equivocamos. Sadam, el demonio por cuya causa ninguno de nosotros ha podido dormir en paz en los últimos 12 años, utiliza tácticas innobles de guerra. Sí, sí, como lo oyen. No sólo muestra impunemente los rostros de soldados americanos capturados (a diferencia de la Coalición Humanitaria, que si hace lo propio es para demostrar lo liberado que se siente la porción del Pueblo Iraquí que es el Ejército de Sadam al disfrutar de las comodidades de los campos de Humanitarismo en donde, atados de pies y manos, los confinan), no sólo sus tropas están disfrazadas de civiles y simulan rendirse para confundir a los Misioneros de la Paz de la Coalición, sino que, pásmense, ¡Sadam oculta armas en lugares civiles para que no podamos bombardearlos! La indignación en los mandos Aliados ha cundido de tal forma que al final, claro, no han tenido más remedio que bombardear igualmente dichos objetivos, en los que saben de buena tinta que Sadam oculta armas, pues todo en el reino de Sadam, potencialmente, puede ser depósito de las armas, tal es la malignidad del dictador que no pone las armas a la vista de los satélites, y en consecuencia, todo civil que asesine la Coalición lo será por una buena causa: despojar de sus armas a Sadam.

“Estamos trabajando en ello”: Que la ONU lo pague todo, por piedad. Cunde el pánico entre los Aliados, concretamente el encargado del capítulo de las Relaciones Públicas, la ministra Ana Palacio, que se ha dirigido a la ONU para pedir la reactivación del acuerdo Petróleo por Alimentos, en virtud del cual la ONU aún debe considerables cantidades de bienes de primera necesidad a Irak. Pero claro, dado que por fin, salvo reconquista iraquí de última hora, parece que el único puerto de Irak digno de tal nombre, Umm Qsar, está en manos de las fuerzas de la Coalición Humanitaria, ¿quién creen que efectuaría el reparto (primando, naturalmente, a los iraquíes “buenos”)? ¿Quién utilizará lo que se debe al régimen de Sadam como tanto propagandístico? Todo ello enmarcado en una estrategia general de peticiones de ayuda a la ONU, basado en el principio de “Ustedes pagan, nosotros nos quedamos con todo”. Ustedes les dan de comer y nosotros les damos un Gobierno militar de ocupación, nuestras empresas reconstruyen y Ustedes les pagan, etc. La pérfida Francia, cuya alianza con Sadam es más evidente cada día que pasa, tiene todos los visos de negarse, al igual que sus amigos del Eje Diplomático del Mal, con lo que al final casi todo recaerá sobre los hombros de los países que, apoyando la invasión, se han mantenido en un segundo plano durante las operaciones militares, particularmente, como podía imaginarse, la Spain de Joe Mary Ánsar.

El frente interior: Un 90% de amiguetes de los terroristas. La violencia contra las sedes y cargos electos del PP cunde cada vez más en forma de huevos, tomates, piedras e insultos entre los cuales el que más ha cundido ha sido el de “Asesinos”. En la inteligente línea de criminalizar las manifestaciones urdida por el Gobierno descubrimos paulatinamente que buen número del 90% de españoles contrarios a la guerra forman parte de la izquierda radical y además son violentos. La manifiesta falsedad de esta pretensión, y la evidencia de que el PP utiliza irresponsablemente los ataques contra su partido para hacer victimismo barato, además de no servir para nada desde la perspectiva de recuperar apoyos (más bien al contrario), está legitimando a aquellos que en el País Vasco pretenden vender otra cabra en sentido opuesto: que lo del acoso al PP en el País Vasco “no es para tanto”. Al mismo tiempo, las acusaciones a la oposición siguen menudeando, con Javier Arenas exigiendo a PSOE e IU que demuestren no haber participado en los actos violentos contra el PP. Esta peculiar inversión en la carga de la prueba, en la línea de lo que ya se pidió en su día a Irak con sus armas de destrucción masiva, es un nuevo insulto a la inteligencia y, sobre todo, un nuevo disparate. ¿Nadie se atreverá, en el PP, a denunciar la espiral autodestructiva?


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.