Compostela

ANÁLISIS EQUIPOS TEMPORADA 2002 – 2003

OBJETIVO: Sanear la economía, librarse de la pésima imagen del club en toda España gracias a la influencia de Caneda y, si puede ser, ganar también algún partidillo.

TRAYECTORIA: El Compostela es un club que ha recuperado una de las dos categorías que perdió meteóricamente tras su paso por Primera División. El equipo aguantó en la categoría reina del fútbol español lo justo para mangonear lo justo incrementando el follón de los derechos televisivos que concluyó con “La traición de Nochebuena” y, despúes, cayó hasta Segunda B. Sólo tras unos años de purgatorio ha vuelto en esta campaña al fútbol profesional.

FIGURAS: Fernando Martínez Perales. Probablemente no sabrán Ustedes de quién hablamos, pero si les comentamos que se trata de un ex-internacional absoluto (internacional-A, se decía antes), bravo lateral izquierdo bregador, y antiguo jugador de Valencia y Deportivo de La Coruña, ya se harán una idea: sí, se trata de “Nando”, el primer jugador que aplicó al fútbol español la moda de teñirse el pelo. Tras su estela se ha situado media comunidad gay española (y lo que vendrá), demostrando que nos las habemos ante un avanzado.

NUESTRO CONSEJO: Fraga se ha embutido ya las camisetas de Celta y Coruña, en plena demostración de chochez populista. Pero, ¿y la del Compos?, ¿cómo es posible tal discriminación hacia la ciudad que acoge a la Xunta y a D. Manuel? Aconsejamos a la Directiva que presenten un recurso reclamando daños y perjuicios a la Administración galega por la discriminación sufrida o, alternativamente, que presionen con este argumento a la Televisión Galega. De esta forma sacarán algo de pasta y emepezarán a rehabituarse al marco del fútbol profesional español: mercadear con sentimientos.

COMENTARIO: Compostela es una ciudad universitaria por excelencia. Y, no sabemos si como inevitable consecuencia, las gradas de San Lázaro no están lo pobladas que debieran (o, más bien, están habitualmente desiertas). En LPD estamos convencidos, sin embargo, de que Universidad y fútbol no son incompatibles. Únicamente hay un pequeño problema de compatibilidad debido a rancias normativas administrativas estatales. Por ello atraer al público universitario al campo y gozar así con un arrope mayor (y en consecuencia mejores resultados) sólo podrá lograrse cuando se levante la veda de alcohol en recintos deportivos. En ese momento, si se pusieran precios populares para el vino infame y el alcohol de quemar de garrafa, una ciudad como Santiago tendría asegurados llenazos. Pues no olvidemos que los domingos muchos bares cierran y los pobres chicos quedan desamparados. ¿Alguien mejor que el Compos para acogerlos en los agradables brazos del fútbol?

EL COMENTARIO DE NUESTRO TECNICO: Esteeee, esteee…. Compostela es gallega. Y quien dice gallega dice continuadora de las esencias futbolísticas que al otro lado del Atlántico han construido lo más grande. Albiceleste como la albiceleste, la enseña compostelana es, al fútbol español, lo que la honra a la mujer. Vamos, vamos, Compostela, vamos, vamos, a ganar, que esta barra, quilomera, no te cesa, no te cesa, de alentar.продвижение сайта в блогахкупить панельные радиаторы отопления


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.