Noticias de la Eurocopa 2000

VIVE LA COMPETICIÓN COMO SI ESTUVIERAS DELANTE DE LA TELE

03/07/00: LA FRANCE, SACRÉE (SACRÉE FRANCE)

Italia se traicionó a sí misma y a todos los que habíamos disfrutado con su fútbol o como quieran llamarlo. Justamente en la final, y a pesar de los éxitos cosechados con el otro sistema, Zoff optó por jugar al ataque, controlar el partido y llegar a tener 3 puntas. La posesión de balón estuvo repartida, siendo ligeramente favorable a los italianos. Las mejores ocasiones de gol, marradas sistemáticamente por Del Piero (sí, ese, el que tenía tanta calidad), eran de los transalpinos. El área de Toldo no era hollada por los galos, que perdían el balón mucho antes ….. Y, a pesar de todo, Italia logró perder el partido. Excesos como los de anoche se pagan y en el tiempo de descuento el antifútbol hizo justicia y recompensó con la prórroga a una selección francesa que había jugado a la italiana, pero sin el arte y el salero que la predisposición genética que para ello tienen los italianos les proporciona. En ese momento se vió claro queFrancia iba a acabr ganando, en los penalties o en donde fuera. Y acabó haciéndolo con gol de oro aprovechando que un defensa italiano, en lugar de despejar contundentemente como su idiosincrasia debiera exigirle, trató de sacar el balón controlado y lo perdió.

No todo fueron, sin embargo, deméritos de Italia. Hay que reconocer que Francia afrontó el partido como debe hacerse en una ocasión como esta: una gran final. Sin excesos, tapaditos atrás y obviando a Zidane en beneficio de gentes como Thuram o Blanc, encargados ayer de la conducción. Felicitamos desde aquí a la selección francesa, otro de tantos espejos en los que debiera mirarse el combinado español, pues sin que nadie se diera cuenta ha acabado por reinar en Europa y en el Mundo.

30/06/00: LA GRAN FINAL. FRANCIA – ITALIA.

Dado que por fin la Eurocopa entra en razón y nos permite comentar algún partido al margen de los de la selección española (cuyos fracasos son siempre fácilmente predecibles) por adelantado, seguiremos con esta tradición.

La final, esperada por “La Página Definitiva”, es todo un clásico. El equipo que más nos ha deleitado con su fútbol y su concepto de juego (y por el que apostamos decididamente como ganador una vez cayó Alemania), Italia, se va a enfrentar con un gran cuadro, que nos merece respeto a pesar de algunas frivolidades. La frivolidad, cuando tiene la clase de Zidane, podría permitírsela hasta Italia.

Italia ha llegado a la final siendo fiel a sí misma, con lo que se dice todo. Frente a Holanda fue más italiana que nunca, y tuvo que sufrir con 10 jugadores durante 90 minutos debido a una rigurosa expulsión. A cualquier persona no entendida en fútbol le resultará sorprendente que desde ese momento el juego italiano mejorara notablemente, pero ello fue debido a que, ya con 10, nadie podía reprochar a Italia que no atacara con lo que ni siquiera lanzó tímidos avances, que fue lo que al principio del partido propició algunos desajustes y las consabidas ocasiones de gol de los holandeses. La UEFA, al rescate, concedió dos penalties a los holandeses (el primero inexistente, el segundo dudoso), pero Toldo y el método Van Gaal de lanzamiento de penalties hicieron el resto. Con la tanda final el resultado fue similar (Holanda marcó uno de los 4 que lanzó). En el total del partido el porcentaje de acierto fue de un raquítico 16% desde los 9.15 metros.

Francia también ha llegado hasta lo más alto siendo fiel a su tradición. Si ya ganó el Mundial sin delanteros ahora mantiene ese bloque que le dio el éxito y le ha añadido un punta como Henry, en plena explosión. Francia tiene un fantástico centro del campo con jugadores que no sólo poseen gran calidad sino que se sacrifican y luchan. El caso de Zidane es paradigmático.

La final de la Eurocopa es un partido por ello extraordinariamente interesante: se enfrentan el equipo mejor armado del momento contra el más competitivo. Nos decantamos por los italianos, siempre y cuando sigan siendo lo que son (lo que sin duda ocurrirá) y no les haga mella el esfuerzo de la semifinal.

28/06/00: Previsiones de semifinales:

El fútbol de verdad, el serio, europeo y de alta competición, está brillando por su ausencia en una competición donde menudean las goleadas y hasta se ha visto a ciertos equipos hacer gala de dotes técnicas. Por ello estas previsiones no son muy fiables (nuestro historial de metidas de pata nos avala en este sentido). A pesar de todo, ahí van:

Portugal – Francia: Si hubiera decencia en este mundo del fútbol el espantoso y blandito equipo portugués caería con todas las de la ley. Desconfiamos bastante de Francia, con el Zidane ese que parece creerse que en el fútbol la calidad puede resolver algo, pero al menos el entrenador y el resto de jugadores franceses (gente de la calidad de Petit, Vieira, Deschamps, Desailly, Blanc, Thuram …) nos invitan al optimismo. Sólo uno de nuestros ídolos, Fernando Couto, está a la altura exigida. Esperamos, por ello, el pase de Francia a la final.

Holanda – Italia: Aquí no tenemos dudas de ninguna clase. Si hay un equipo que merece llegar a la final ese es el italiano. Con su juego recio y varonil ha dominado el torneo sin fisuras. Holanda, por su parte, es un equipo que cada vez nos horripila más, a pesar de que cada gol de Ronald o Frank de Boer, de Zenden y hasta de Kluivert deja más en evidencia a Van Gaal (en contra de lo que él sospecha). Pasa Italia.

26/06/00: Semifinalistas que dejan en ridículo nuestras previsiones:

Como todos nuestros lectores habrán podido comprobar no hemos acertado ni una (Italia, dada su fiabilidad, no cuenta para estas cosas).

Portugal 2 – Turquía 0. Lo de Portugal empieza a ser indignante. Turquía ni siquiera pegó patadas y así no puede irse por Europa.

Italia 2 – Rumanía 0. Con sencillez nuestros admirados italianos se han encargado ya de dejar en ridículo a toda la prensa, sobre todo a la española.

Holanda 6 – Yugoslavia 1. Partido sencillamente indignante. El antifútbol en persona. Los yugoslavos demostraron que los equipos malos les meten entre 3 y 4 goles y aquellos que cuentan con delanteros una media docena.

España 1 – Francia 2. Sin porteros ni laterales ni delanteros la selección española ha logrado llegar a cuartos de final . Gran éxito de Camacho.

22/06/00: Previsiones de cuartos:

Italia-Rumanía.No tenemos dudas. Italia se clasifica por penalties.
Portugal- Turquía. Los portugueses optarán por jugar de modo conservador y evitarán ser goleados, que no la derrota. De este modo una Turquía semifinalista dará testimonio de la calidad de esta Eurocopa.
Holanda-Yugoslavia. Partido incierto dado que ninguno de los dos equipos sabe de fútbol (defender). Como los yugoslavos al menos saben atacar ganarán ellos.

España-Francia. Los franceses son campeones del mundo, pero para que España decepcione de verdad no deben ser ellos quienes nos eliminen, con lo que pasaremos seguro.

21/06/00: Cuartos de final a la vista:

Italia 2 – Suecia 1: Los suplentes de Italia son igualmente eficientes que los titulares. Inaceptable, sin embargo, el gol encajado, producto de una pérdida de balón en un momento en que hasta cuatro italianos se habían ido al ataque.

Turquía 2 – Bélgica 0: Primera gran satisfacción del campeonato (siempre lo es el fracaso del anfitrión). Los belgas demuestran que, más allá de hacerle la pascua a España, su papel en el mundo del fútbol internacional es secundario. Y ya no están ni Ceulemans ni Jean-Marie Paff.

Portugal 3 – Alemania 0: Demostración de poderío alemán que ha dejado en ridículo a mucha gente (incluida esta web). La Alemania del 2000 pierde con igual facilidad ante titulares, suplentes, urugallos y lo que se le ponga por delante.

Inglaterra 2 – Rumanía 3: Remontada espectacular gracias a un penalti glorioso de uno de los hermanos Neville (no sabemos si el malo o el peor). Inglaterra y Alemania logran al alimón algo casi imposible, que Portugal y Rumanía acaben entre las ocho mejores del continente.

Francia 2 – Holanda 3: Los holandeses del Barça están metiendo en esta Eurocopa todos los goles que fallan en el equipo que les paga (mención especial en este apartado para Zenden). En esta ocasión, eso sí, contaron con la sospechosa colaboración de Francia, muy interesada por lo que se vió ayer en enfrentarse a España.

Y, además, ESPAÑA clasificada.

19/06/00: El espectáculo prosigue y España se une a él.

Francia 2 – Rep. Checa 1: Primera injusta eliminación del torneo. La República Checa ha demostrado un gran fútbol y va a contemplar desde su casa el resto del torneo. Por el contrario, haciendo caso omiso de las reglas del fútbol moderno, Francia se clasifica a base de goles y buen fútbol.

Barcelanda 3 . Dinamarca 0: Goles de Kluivert, Frank de Boer y Zenden, pases de este último, de Reiziger, de Cocu. Añadan a esto al otro de Boer y tendrán un conjunto con los mismos problemas pero la misma suerte (juegan en casa) que el Barça de Van Gaal (y sin Guardiola ni Figo para desatascar).

Rumanía 0 – Portugal 1: Portugal opta por jugar a lo práctico y gana sin sufrimientos. A este paso, y de seguir así, puede llegar a caer con dignidad en cuartos.

Alemania 0 – Inglaterra 1: La vieja Alemania está donde más le gusta: contra la pared. La fiabilidad de los teutones no debe hacernos desconfiar. Alemania será tercera de grupo y, con la eliminación de Inglaterra por las burrerías de los seguidores de la Tercera Vía, que los ha dejado salir de la pocilga, pasará a cuartos (momento a partir del cual podrá ganar partidos en los penalties).

Yugoslavia 1 – Noruega 0: Incomprensible derrota de Noruega. Unos tíos tan buenos que ganaron hasta a España y van y pierden contra otra panda de abuelos entrañables. Yugoslavia, dado que juega contra España en el próximo partido, se asegura prácticamente el pase a la siguiente ronda.

16/06/00: El gran tostón.

Suecia 0 – Turquía 0: Por fin algún equipo ha sido capaz de demostrar que juega todavía peor que la selección española. Ambos, eso sí, comparten un hecho que los diferencia del combinado patrio: ya han jugado dos partidos y conservan posibilidades matemáticas de clasificarse.

15/06/00: Primer clasificado: Italia, claro.

Italia 2 – Bélgica 0: El fútbol italiano es una porquería, conservador, especulador, desdeñoso de la calidad individual y el juego elaborado. El fútbol español es todo lo contrario, y ha demostrado su infinita superioridad con respecto al transalpino logrando un meritorio empate en tierras italianas y ganando aquí tras dos goles de córner. En partidos de preparación, por supuesto. Llegada la hora de la verdad Italia está ya virtualmente clasificada y ha clavado un par de goles por encuentro. España ha iniciado su andadura con el más clamoroso de los ridículos en el grupo más fácil de todo el torneo. Esperemos que no nos encontremos en un duelo directo.

14/06/00: España hace el ridículo. Por lo demás escándalo en el otro partido de la jornada.

Yugoslavia 3 – Eslovenia 3: Lamentable espectáculo el que proporcionaron ayer Yugoslavia y Eslovenia. La UEFA debiera reflexionar sobre el germen de buen fútbol que se está introduciendo inexorablemente en el Campeonato y reaccionar. Hasta ahora la cosa no había sido especialmente grave, pues de vez en cuando algún equipo se excedía y metía tres goles en un partido. Pero lo de ayer, con DOS equipos desoyendo todas las instrucciones de FIFA, UEFA y el sentido común, empieza a ser alarmante. Alarmante sobre todo para España cuya endeblez defensiva e inoperancia atacante puede hacer las delicias de los balcánicos. Con todo, si todos sus rivales de grupo empatan sistemáticamente sus partidos España cuenta con posibilidades.

13/06/00: Sólo Alemania aporta dignidad a esta Eurocopa

Alemania 1 – Rumanía 1: Los alemanes nos deleitaron como sólo ellos son capaces de hacerlo con el partido más aburrido de los que llevamos de campeonato. Como siempre demuestran ser capaces de jugar al tran-tran en la fase previa, aplicando la ley del mínimo esfuerzo. Un puntito es un puntito, de modo que cuando empataron tras el tempranero gol rumano se dedicaron a jugar a la alemana, con excelentes resultados.

Portugal 3 – Inglaterra 2: Palmaria demostración de cómo la absurda moda por el juego ofensivo puede acabar destrozando años de historia. Una larga tradición de patadón al aire, tíos recios y seriedad defensiva fue masacrada ayer por Kevin Keegan que apostó por jugar al ataque, incluso tras el 0-1. Inicialmente, el espejismo, se logró un 0-2, pero como incluso entonces los inglese se iban para arriba los resultados no se hicieron esperar, con la ayuda inestimable de una defensa donde falta Vinnie Jones o alguien que perpetúe su saber.

12/06/00: Comienzo rutilante de la Eurocopa:

Bélgica 2 – Suecia 1. Tras esta demostración de poderío, batiendo a un rival tan cualificado como Suecia (recordemos el éxito de la gran candidata al título, España, que logró arrancar a los nórdicos un meritorio empate) los belgas inician su particular Eurocopa imponiendo. Primera demostración de que los arbitrajes en este torneo van a ser casi tan malos como el fútbol.

Italia 2 – Turquía 1. Los italianos tuvieron hasta 10 ocasiones de gol y acobardaron a los tucos. Tamaño acto de claudicación (esta no era nuestra Italia) fue castigado con el empate turco. A partir de ahí los italianos se agazaparon e hicieron lo que mejor saben hacer. En un contraataque se lanzó un azzurri a la piscina y el árbitro, gentilmente, encarriló el partido.

Francia 3 – Dinamarca 0. Los franceses empiezan la Eurocopa como acabaron su Mundial. Semejante demostración de fútbol ofensivo (3 goles, ninguno a balón parado, sin la ayuda del árbitro …) nos confirma que Francia caerá en cuartos (y previsiblemente ante Eslovenia, que será la segunda en el grupo de España, tras Yugoslavia).

Holanda 1 – Rep. Checa 0. El espectacular fútbol total holandés demuestra su poderío. Impresionante despliegue ofensivo de la selección …. checa, que mantuvo la portería holandesa sometida a un espectacular bombardeo (paradas de Van der Saar, palos, balones sacados en la línea …). De nuevo un árbitro vino a poner orden en semejante desmán con un penalti, al menos, riguroso.

08/06/00: España sigue su camino triunfal en la preparación de la Eurocopa.

Luxemburgo 0-España 1.

Una nueva y trabajada victoria del equipo nacional ante uno de esos equipos correosos, que se cierran atrás y no dejan jugar, a la que no se le puede poner ningún pero. Y, además, fuera de casa.

A nuestro entender este partido está estrechamente unido a la prestación del equipo en Noruega, pero al parecer andamos errados, ya que todos los especialistas deportivos del orbe señalaron aquel empate como un gran triunfo y esta heroica victoria como un traspiés. Al equipo nacional lo hemos visto, desde nuestro humilde punto de vista, más o menos igual, demostrando que no importan los nombres sino el grupo. La excepcional efectividad de nuestros delanteros no varía aunque estos cambien, las prestaciones de nuestro centro del campo para desatascar cualquier problema superan la imaginación del más pintado, y la contribución de la línea defensiva a la elaboración es inmejorable.

En el partido de ayer Casillas demostró su progresión, conteniendo sus ganas de hacer algún penalti a cualquier peligroso albañil luxemburgués. El chaval mejora día a día y con sólo 19 años ya es indudablemente el mejor portero de la historia del fútbol mundial. La línea defensiva estuvo bien, permitiendo algo de vidilla al partido (recordemos que las televisiones pagan) y con la incorporación de Hierro logró definitivamente que la selección fuera dominada por los peligrosos centroeuropeos. Esta entrada de La Locomotora se unió a la magia desplegada por Valerón y Engonga. Ambos demostraron que Guardiola sobra en la selección y que ellos dos se bastan solitos. Cada día Valerón nos recuerda más a Popescu por su manifiesta incompatibilidad con paquetes de la talla de Guardiola a su lado y por su magnificencia en cuanto se libera de estorbos (recordemos que Popescu, sin Guardiola, ha logrado el primer título europeo para el fútbol turco). No podemos quejarnos de nada, excepto por la actitud insufrible de Mendieta, que ya fue señalado como una oveja negra en el partido contra Noruega y que se dedicó a ir para arriba llegando incluso a meter un gol. La selección, de momento, está respondiendo a nuestras expectativas.

05/06/00: Suecia 1-España 1. La selección por líneas:

El partido ante Suecia ha sido un éxito, como toda la prensa española se ha encargado de resaltar. Tras este partido, al parecer, España ha demostrado definitivamente que en esta Eurocopa va a por todas. Debe recordarse que Suecia no es ninguna perita en dulce, no en balde fue subcampeona del mundo hace 40 años y sólo la magia de Pelé pudo derrotarla.

La portería de la selección ha demostrado estar bien cubierta. La presión de la prensa madrileña para entronizar a “jovencísimo Casillas” en la titularidad ha logrado su primer objetivo con el debut del chaval. Se trata de la opción más cara a Camacho, pues es la más madridista posible (Molina no es de la capital y además abandona el Atlético, Cañete es de Puertollano pero juega en provincias), así como para la mayor parte de los periodistas. De momento el chaval hizo un par de estropicios en su especialidad, los balones aéreos y la pifió con el penalti. Con anterioridad Molina había demostrado que su capacidad para desorganizar la defensa es similar a la de Casillas, así como su gusto por las excursiones fuera del área mientras un sueco le arrebata el balón.

Aunque probablemente sería injusto acusar a los porteros de la desorganización de la defensa cuando Hierro en la primera parte y los cambios de Camacho en la segunda se encargan de lograrlo por sí mismos. La “locomotora” de la selección demostró que no le pesan ni los años ni la larga inactividad de la que está recién salido, haciendo gala del pésimo juego que siempre le ha caracterizado. Fue secundado en esta labor por Paco (excelente globo sobre Molina que sólo el larguero impidió que acabara en gol) yluego por Iván Helguera (recuerden, ese jugador que era un paquete en el Espanyol y la Roma, pero que fichó por el Madrid y fue inmediatamente internacional). Sin embargo tampoco debemos ser muy duros con la defensa pues sabido es que la delantera sueca es un modelo de precisión, rapidez y técnica.

La banda izquierda de la selección parece ser que estuvo en el campo pero no podemos dar fe de ello. Aránzabal, en su línea, pasó desapercibido, pues considera que tocar la pelota no va con él; mientras tanto Sergi corrió mucho, pero con similares resultados. Más sorprendente fue la desaparición de Fran, que jugó en la primera parte y lo único que exhibió fue su tinte de pelo.

El centro del campo de la selección, con Guardiola y Valerón, alcanzó cotas de ineficacia insólitas cuando juega el catalán, y que hasta la fecha sólo dos monstruos del fútbol mundial como Robson y Popescu habían logrado. Ya saben que Valerón tiene una calidad “que pa qué”, pero de momento la esconde y la esconde, suponemos que por humildad.

Sin embargo la línea que más nos deleitó fue la delantera. Entre Munitis (que salió en la segunda parte), Urzaiz y Alfonso no lograron realizar un disparo entre los tres palos en todo el partido. Semejante poderío ofensivo, dados los parámetros en los que se mueve en la actualidad el fútbol europeo, puede llevarnos lejos.

La única línea que realizó un partido digno fue la banda derecha en la que Mendieta (en la 2ª parte) y Etxeberría (1ª) se encargaron de llevar todo el peligro del combinado nacional a lo largo del partido, aunque ninguno de ellos estuviera excesivamente acertado de cara al gol. Y, definiendo lo que fue el partido de la selección ante Suecia, el mejor del encuentro fue, sin duda, “il due”, Míchel Salgado, que realizó un derroche de fuerza y pundonor tal que por momentos hasta aparentaba cierta calidad.

04/06/00: España empieza a ilusionar:

Con un sorprendente empate ante Suecia, esa selección de calado, y en su propio terreno. España comenzó a desarrollar su fútbol técnico pese a la oposición de los suecos, y el premio pronto llegó en forma de penalty regalado por Sundgren, el lateral zaragocista, y transformado por Guardiola. Lamentablemente, los españoles no pudieron aguantar eternamente el empuje de los suecos y estos (con ayuda arbitral, por supuesto) acabaron por conseguir el empate, de penalty, claro está.

Excelente partido de España, que nos retrotrae a los mejores tiempos de Javier Clemente, y que hace suscitar grandes esperanzas cara a la Eurocopa, en especial si Raúl, ese jugador tan lamentablemente ofensivo que incluso mete goles, no se recupera a tiempo y logramos pasar a la segunda fase sin perder (ni ganar) un solo partido.


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.